Reformas de aislamiento térmico para mejorar la eficiencia energética del hogar

Reformas de aislamiento térmico
5/5 - (1 voto)

El aislamiento de una vivienda es fundamental para el bienestar, el confort y la salud de sus ocupantes. Cuando la temperatura fluctúa enormemente entre estaciones y las facturas de energía se disparan, es hora de considerar aislar una casa existente.

Y hay una serie de puntos clave a través de los cuales puede escapar tanto del calor del invierno como del frío del verano. Estas son áreas que deben revisarse para garantizar que no incurramos en gastos excesivos innecesarios.

Aunque puede ser diferente en cada casa según las características específicas, las paredes, el techo, las puertas y las ventanas en general son las principales fuentes de filtraciones. Más precisamente estamos hablando de un 30% de la energía por las paredes, un 30% por el techo y un 25% por las puertas y ventanas.

Alternativas que se acercan a la eficiencia energética de nuestros edificios.

Más del 99% de los hogares en España sufren pérdidas innecesarias de calor, lo que los convierte en grandes consumidores de energía. En este sentido, la rehabilitación energética se convierte en una de las claves para aumentar el confort térmico de la vivienda y también para reducir el gasto eléctrico.

La opción más eficaz es el aislamiento exterior, aunque no siempre es factible, especialmente para los suelos. Entre las opciones de aislamiento térmico para fachadas, destaca definitivamente el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE).

El aislamiento térmico en el exterior SATE evita las fugas de temperatura, minimizando las pérdidas de calor y consiguiendo mantener la casa fresca en los meses más cálidos. Esto permite utilizar menos los sistemas de climatización de la viviendaaire acondicionado y calefacción-, dos de los elementos que más encarecen la factura energética a final de mes.

Invertir en un sistema de aislamiento térmico SATE ahorra energía y dinero, ya que no requiere un uso excesivo de aire acondicionado para calentar la casa en invierno o enfriarla en verano. Al finalizar los trabajos necesarios para aislar térmicamente su vivienda, le recomendamos que siga los siguientes consejos:

  • Reducir la potencia eléctrica contratada: si utiliza menos energía eléctrica para hacer funcionar el aire acondicionado y la calefacción, debe reducir la potencia eléctrica contratada si se trata de un calentador eléctrico. Para cambiar la potencia eléctrica solo tiene que contactar con el distribuidor encargado.
  • Consultar tarifa de gas natural: en caso de cotizar gas natural, se seleccionará una tarifa en base al consumo anual estimado de ese servicio. En el caso del aislamiento térmico, este servicio se utiliza menos, por lo que la tarifa elegida al darte de alta en el gas probablemente será diferente a la que necesitas ahora. Para cambiar tu tarifa de gas natural, te recomendamos que utilices un comparador de ofertas, una herramienta que te mostrará la tarifa más barata en función de tu consumo.

Aislamiento del techo

Otras reformas de aislamiento térmico importantes se centran en el techo como punto de disipación de calor. Existen varias técnicas para solucionar estas pérdidas de energía, vemos las dos más habituales:

  • Poliestireno extruido: estos paneles aislantes de espuma rígida contribuyen significativamente a mejorar la eficiencia energética de las viviendas ya construidas. No solo evita las fugas de calor en invierno, sino que también protege del sol en verano y es un buen material de insonorización.
  • Lana mineral: esta opción también proporciona un buen aislamiento, tanto térmico como acústico. Además es una alternativa sostenible ya que es un material reciclable en un 99%.

Aislamiento de puertas y ventana

Otro punto débil a aislar en una casa son las puertas y ventanas. Los espacios habitables son áreas importantes de ventilación de energía que deben revisarse regularmente. Este es el primer recurso si se quiere ahorrar energía eléctrica en la vivienda.

Las soluciones más sencillas y económicas incluyen la instalación de tiras de sellado o el sellado de los espacios entre los marcos con silicona.

Si buscamos una opción más eficiente, pero también con un coste más elevado, podríamos plantearnos sustituir las ventanas por ventanas de doble acristalamiento con marco térmico roto.

Además de puertas y ventanas, hay que tener en cuenta otros puntos como las persianas. Estos también suelen tener agujeros que deben sellarse para evitar la pérdida de energía.

Deja un comentario

CONTACTO

Avenida de Juan Carlos 1,3 28806, Alcalá de Henares, Madrid

918 885 678

661 253 384

Solicita Información